cómo narrar

 

¿Cómo hacer buenas historias para ligar? por Mario di Domenico

Sea cual sea tu juego en algún momento de tu boca tendrán que empezar a salir historias, y si quieres llegar a alguna parte con la chica más te vale que las historias sean buenas.

Esta es una breve guía que empleo para elaborar mis propias historias.

1) Antes de empezar.

Fija el objetivo, las historias pueden servir para atraer convirtiéndote en el líder del grupo, para crear rapport, para provocar confort, para hacer reír, llorar… Antes de nada tienes que escoger el sentimiento que pretendes causar en la chica. Para crear atracción lo mejor son temas que reflejen coraje, misterio, placer, sorpresa, felicidad o deseo. Si pretendes crear rapport hay que trasmitir valores como seguridad, respeto, familiaridad, aprecio o confianza.

Escoge el tema. Céntrate en los temas que interesan a las mujeres, no le expliques las bondades de la defensa en zona en el baloncesto. Seguro que le interesa más la historia de cuando te encontraste a David Bisbal en un sex shop. Si estás completamente perdido cómprate una revista de mujeres y fíjate en sus contenidos: famosos, moda, familia, viajes, cocina, decoración.

Humor, mucho humor. La historia tiene que tener mucho humor, y humor del femenino. ¿No sabes lo que es humor femenino? La serie Friends es un claro ejemplo del humor que les gusta a las mujeres, y Torrente del que les espanta.

Tómate licencias. No estás ante un juez, puedes exagerar un poco, cambiar algunos hechos. Recuerda que tu objetivo es crear rapport, confort, atracción o lo que sea. Añade a la historia los elementos que requiera para conseguir su objetivo, sin llegar a calificarse.

No te califiques. No presumas de tus virtudes, insinúa que las tienes. Si por ejemplo has dado la vuelta al mundo en bicicleta no lo digas; comenta algo como “cuando se me estropeó la bici en Mongolia conocí a un tío que levitaba”. Ella te preguntará qué hacías en Mongolia.
En este sentido no digas que eres divertido, demuestra que lo eres con una historia divertida. No digas que eres aventurero coméntale esa historia que te pasó un día que saliste de copas con tu equipo de paracaidismo. Mantén la apariencia de que estas contando una historia “normal”, nada espectacular. Y sutilmente añades detalles que te cualifican. De esta forma tus virtudes se potenciarán.
Hay que distinguir las reacciones a corto y largo plazo. Si cuentas un chiste la chica se reirá (corto plazo) pero al día siguiente se acordará de ti como alguien carismático (largo plazo). Si dices soy divertido la chica pensará sí, tal vez pero mañana no se acordara ni de tu cara. Ella no te va a recordar por lo que dijiste sino por lo que la hiciste sentir.

2) Estructura de la historia.

Resumen. Si lo puedes decir en dos palabras no emplees tres. En la sociedad actual estamos acostumbrados a recibir mucha información en poco tiempo. Nos hemos acostumbrado al mando a distancia de la tele y cuando algo nos aburre cambiamos de canal. Con las conversaciones sucede lo mismo: tú enróllate, ya verás como la chica te dice que tiene que volver con sus amigas antes de que llegues a la mitad de la historia. De hecho estoy seguro que más de uno no llegará a estas líneas porque ya se habrá cansado de leer.

Dirige. El principio de la historia tiene que anunciar el sentimiento que buscas: humor tristeza, sorpresa. “La cosa más graciosa que me ha pasado nunca” “puedes creerte que haya alguien tan tonto para…”

Engancha desde el principio. Está bien reservar lo mejor para el final pero tu historia debe tener un cebo que enganche a la chica. Algo que la haga prestar atención. Aprende de los titulares de un periódico o un telediario buscan decirte no cambies de página/canal ésto te va a interesar. Provoca curiosidad. Swinggcat para dar paso a una historia emplea técnicas como decirle a la chica que le recuerda a X para luego contar la historia de X o comenzar con una opinión y explicarla después.

No resuelvas todas las preguntas. Después de una buena historia la chica debe hacer preguntas, la debes dejar con ganas de más. Eso no quiere decir que seas poco claro en tu historia de modo que ella piense “No me he enterado de nada. ¿Qué te dijo ese tipo?” Un buen truco es que en tu historia aparezcan junto a ti chicas pero tú no expliques quienes son y qué relación tenías con ella.
También puedes combinar historias, cambiar de historia cuando estabas a punto de acabar dejando a la chica con la intriga, también puedes empezar una historia y no acabarla para retomarla más tarde y seguir hablando con la chica más tiempo creando confianza. Fíjate que cuando hablas con alguien a quien conoces mucho los tema van saliendo uno tras otro de modo que podéis estar horas sin parar. Para crear rapport esta es una de las mejores técnicas.

Frase de cierre. Debes dejar muy claro cuando la historia ha acabado. Cuando cuentas un chiste malo la gente se queda callada para preguntar tres segundos más tarde “y entonces qué…” La frase de cierre no tiene por que ser un chiste pero debes buscar dejar al público con una sonrisa en los labios. Si consigues ir pasando de una historia a otra sin que parezca forzado genial.

3) La forma de contar historias.

La forma es esencial, no es tanto lo que dices sino como lo dices. Para demostrártelo Juggler te reta a que empieces a contar la mejor historia que tengas, luego él empezará a leer la lista de la compra y te aseguro que la chica le acaba escuchándole a él.
Actúa. Juega con tus voces, gestos y movimientos. No estás presentando el telediario, tus expresiones deben acomodarse a tu historia. Si quieres que la historia cautive tendrás que emocionarte a medida que avanza el relato. Juggler enseña una idea muy interesante. Dice que cuando conoces mucho a una persona basta con que ella levante medio milímetro una ceja para que sepas qué está pensando. Con una persona que acabas de conocer no funciona así, tienes que actuar. Y Juggler añade que todos los actores sobreactúan, fíjate en la próxima película o serie que veas. Comprobarás que los actores gesticulan mucho más que en la vida normal. Así que cógete un espejo y práctica los gestos, movimientos de brazos y la voz (para esto te será más útil una grabadora que un espejo). Eso sí calibra, tampoco te conviertas en Jim Carrey.

Adapta el ritmo de la conversación a los sentimientos que transmites. Ésto puede ser lo más difícil. Cada conversación tiene su ritmo. Si cuentas una historia triste tendrás que hacer pausas, introducir momentos de silencio que ayuden a dramatizar y aumentar la emoción. Tratándose de una historia graciosa para potenciar el humor alterna con otros sentimientos, pasa de una temática triste a una graciosa con un rápido comentario

4) Deberes.

Escribe tu historia. El objetivo es doble, de un lado te será más fácil acordarte de las historias. Y segundo te familiariza con estas técnicas para que puedas improvisar. Recuerda que hay que resumir, sobre la base de que decimos 150 palabras por minuto Style recomienda historias de entre 75 y 300 palabras.

El tema de la construcción de historias lo considero esencial para una buena seducción así que me gustaría que me ayudarais con vuestras opiniones a mejorar y completar esta guía.

Saludos, M.di Domenico

_________________

Mario Luna, fundador del Equipo Seducción Científica y autor de las obras
Sex Code: El Manual Práctico de los Maestros de la Seducción ©2007
Sex Crack: Conviértete en un Maestro de la Seducción ©2009
Apocalípsex: Los 10 Mandamientos de la Seducción ©2011

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD